≡ Home  »   Provincial   »   La nueva PAC preocupa en Jaén: «¿Cuánto voy a cobrar de subvención?»

La nueva PAC preocupa en Jaén: «¿Cuánto voy a cobrar de subvención?»

Recogida de aceituna en una imagen de archivo. / JORGE PASTOR

El ‘terremoto’ de la nueva PAC y el reparto de las ayudas genera inquietud entre los agricultores de Jaén y ‘enfrenta’ a UPA con otras organizaciones agrarias

Miguel Ángel Contreras

Tras dar luz verde en Bruselas, el Ministerio de Agricultura ha iniciado la consulta pública, hasta el 11 de agosto, del real decreto que regulará los pagos directos y la solicitud única anual de ayudas de la nueva Política Agraria Común (PAC), la popularmente conocida como ‘subvención’, un complemento a la renta de productores y agricultores para hacer viable y rentable la actividad agraria y que llega con cambios sustanciales que han inquietado e incluso puesto en pie de guerra a la mayoría del sector en Andalucía.

El próximo año ya, los derechos de pago básico existentes a 31 de diciembre de 2022 se convertirán en los nuevos derechos de ayuda básica a la renta para la sostenibilidad. ¿Y qué significa esto? Pues que las exigencias medioambientales para cobrar la ayuda son mayores y el montante que llegará a los agricultores diferente.

Desde Asaja, Coag y Cooperativas Agroalimentarias se habla de «pérdidas millonarias» para Jaén, mientras que UPA se ha desmarcado de esta crítica, asegurando que habrá una redistribución y que perderán solo los que más perciben. La unidad de acción del sector, que se logró para protestar por los precios en origen y se mantiene para las movilizaciones ante el auge de los costes de producción, se ha roto con la PAC.

Fija un techo de 200.000 euros de ayuda directa; trece perceptores en Jaén reciben ahora mismo más de 300.000 al año

El comunicado conjunto del sector a nivel andaluz, salvo UPA, señaló recientemente que con los datos de la Consejería de Agricultura de Andalucía «la nueva PAC provocará una merma del 30% en las ayudas de 750.000 hectáreas de secano, la pérdida del 25% de las ayudas percibidas en el periodo actual por 700.000 de olivar y una reducción de entre el 30 y el 40% de ayudas de todo el regadío».

El gerente y portavoz de Asaja-Jaén, Luis Carlos Valero, señaló «pérdidas cuantiosas en las comarcas que menos cobran –El Condado, Segura y Cazorla–, y desastrosas en la zona de La Loma, donde se van a aplanar estas ayudas y van a perder hasta un 50% de las mismas».

Pierden las de regadío y más productivas y ganan las de secano

«Ni con la ayuda redistributiva salen los jienenses bien parados, salen perdiendo un 20 o 30% las más productivas», considera el secretario general de Coag Jaén, Juan Luis Ávila.

Cada caso es particular y está sujeto a multitud de variables, pero en general, «la explotación tipo que más pierde es de un tamaño pequeño, de regadío y que tiene más producción. Los que ganan, como media, porque hay casos de todo tipo, son explotaciones grandes, con producciones más pequeñas, con cosechas medias no tan altas. Por ejemplo, con estacas, olivos jóvenes, cuando se hicieron los derechos históricos», sentencia.

«A día de hoy no hay elementos para juzgar los millones de euros que no van a llegar a Andalucía», discrepa Cristóbal Cano, secretario general de UPAJaén. «Lo último ha sido la inclusión de las ayudas sociales, 27 millones de euros, para el olivar con dificultades, que quizás no parece mucho pero la mayoría vendrá a Andalucía y a la provincia. En abril se decía que el 50% de los perceptores de Andalucía se iba a quedar fuera y ya se ha visto que no va a ser así», añade.

Sin el listón de 5.000 euros

«Va a haber un pago redistributivo, que cobren en función de su dimensión, algo que nunca ha pasado en España. Partíamos de una propuesta con la figura del agricultor profesional y se cambió para que los perceptores de menos de 5.000 euros puedan seguir recibiéndola, pasando de 5 o 6 regiones a 20 (ahora hay 50)».

El techo de la ayuda directa, «que lo queríamos en 60.000 euros», finalmente se ha fijado en 200.000. En Jaén hay actualmente trece perceptores que reciben más de 300.000 euros al año.

«Habrá que ver cuando se liquide el presupuesto de 2023 cuántos millones han llegado a Jaén. En 2013, llegaban 420 millones de euros; en 2018, 350 millones. ¿Tan buena es la actual PAC para que no se toque? Ese desequilibrio se quiere cambiar. Había 102.000 solicitantes de la PAC en 2014 en Jaén y ahora hay unos 84.000 expedientes. Porque no es un modelo favorable para la agricultura pequeña que es la de Jaén», razona Cano.

Lo que van a ingresar los jienenses depende «de cuántos soliciten los ecoesquemas (que exigen ser más respetuoso con el medio ambiente), el valor medio de su región, el pago del olivar en dificultades, los solicitantes de su zona… El dinero es para la región, no se va de Jaén. En una comarca como la Loma que es una región puede pasar de Úbeda a Begijar, pero no se pierde el dinero, se redistribuye», asevera.

Hoy «3.000 perceptores reciben 370 millones de euros en ayudas, mientras que otro grupo de 171.000 recibe 274 millones en Andalucía, de forma que el 1,25% de los perceptores ingresa el 27% de estas ayudas», denuncia.

«El perceptor de 30.000 euros está más cerca de los intereses de uno de 3.000, le interesan más las medidas que protegen al de 3.000 que el que cobra 300.000 euros», sentencia Cano.

El secretario general de Coag Jaén, Juan Luis Ávila, por el contrario, tiene claro que Jaén «incluso en el mejor escenario, pierde». Quizás no en el pago directo, donde efectivamente puede haber un trasvase de un agricultor a otro de su zona, sino en los ecoesquemas, «ahí está el quid de la cuestión».

Los ‘ecoesquemas’, la clave

En la organización han analizado «más 5.000 expedientes que llevan directamente» y les han aplicado «todos los criterios que marca el Ministerio y es verdad que unos ganan y otros pierden, pero es que hay una transferencia de las explotaciones más intensivas, más pequeñas, que tienen derechos muy altos, hacia las extensiones más grandes, donde hay árboles mejores y peores y en estas es difícil que tengas grandes producciones», analiza.

Así, «en la ayuda básica a la renta se produce dentro de las regiones, y en Jaén hay un trasvase de los que hicieron el esfuerzo de regadío hacia zonas de secano. La pérdida ahí es muy limitada. Pero sí la hay en el 25% que suponen los ecoesquemas, donde solo hay tres tipos de leñosos. Ahí es donde sale dinero de Jaén y se va a otras zonas de España. En la comarca de La Loma, las campiñas, con derechos altos, por ejemplo, que percibían 250 euros (por hectárea) pasan a recibir ciento y poco. Es una gran pérdida injustificada y sin ninguna razón técnica. Europa no dice en ningún lado que haya que quitarle a las zonas más productivas», lamenta. «Es una decisión política para contentar a sus socios de Gobierno», apostilla.

Tampoco cree Ávila que el techo de gasto de 200.000 euros sea efectivo. «Es un postureo, porque es eso más jornales aparte y hay otras fórmulas. Los que más ganan van a seguir ingresando lo mismo o casi», subraya.

Lo cierto es que habrá quien gane y quién pierda y hasta que no se concreten la letra pequeña y las variables y, en definitiva, se vea el ingreso en cada caso no se sabrá a ciencia cierta cuánto dinero llega a la provincia y a la cuenta corriente de los jienenses.

Deja un comentario

2004 - 2022 | fuensantademartos.com
Ir al contenido