≡ Home  »   Provincial   »   El pan congelado y los altos costes ‘ponen en jaque’ a los panaderos jienenses: «Estamos cambiando dinero por salud»

El pan congelado y los altos costes ‘ponen en jaque’ a los panaderos jienenses: «Estamos cambiando dinero por salud»

Protesta este viernes ante la Subdelegación del Gobierno en Jaén. / Antonio ortega

El sector tradicional alza la voz, «por primera vez en nuestra historia» tras «el cierre de un centenar de negocios en el último año» en la provincia

Miguel Ángel Contreras

«Está pasando lo que nunca. Jamás nos habíamos manifestado. Es la primera concentración de los panaderos. Pero es que la situación es ya dramática. Aquí en Jaén capital han cerrado cuatro panaderías de las más importantes en los últimos seis meses, otra en Linares y en pueblos pequeños decenas. La panadería traicional se está yendo a pique», lamentaba este viernes con la cabeza gacha José Antonio García, presidente de la Asociación Provincial de Fabricantes y Expendedores de Pan (APFEPAN), concentrado junto a otros miembros del colectivo frente a la Subdelegación del Gobierno para exhibir la delicada situación que atraviesa el sector de la panadería artesana por dos problemas mayúsculos: el aumento del coste de la energía y las materias primas y la competencia del pan congelado, que aprovecha la crisis para «tirar los precios».

«Las grandes superficies están usando el congelado como reclamo. Aunque les cueste la barra 40 céntimos la ponen a 35. La gente se acerca a comprar el pan y ya compra otras cosas. E igual pasa en las gasolineras, ya echan gasolina. O con las tiendas de barrio que venden de todo, con un pequeño horno, descongelan el pan y te lo venden, no se levantan a las 3 de la mañana para tener pan recién hecho. Pero la gente tiene que tener muy claro que son dos conceptos muy diferentes. La calidad de este pan no tiene nada que ver. Fíjate que el pan nuestro bien conservado te aguanta varios días en perfecto estado, el de los congelados al mediodía ya es chicle. Y lo comes todos los días. Estamos cambiando dinero por salud», subraya.

El presidente atendiendo a los medios de comunicación este viernes.

«Ha subido la energía y la electricidad (que necesitan para sus hornos) se ha triplicado. Las materias primas también se ha disparado su coste, el del trigo y la harina. Hay mucha especulación, como ocurrió con el aceite de girasol que llegó a costar como el de oliva cuando la campaña ya estaba recogida en Ucrania y había producto. Lo que influye el trigo de Ucrania con España es nada o muy poco, pero los grandes inversores han aprovechado para aumentar el precio de la harina. Nosotros el precio lo hemos subido en torno a un 15% en el último año, pero no cubrimos el margen de lo que nos ha subido la harina, el combustible, todo«, añade García.

La barra ha subido en torno a un 15% en el último año, pero «para ser rentable ahora mismo tendría que acercarse de media a 1 euro»

Para ser rentable, asegura, la barra de pan artesano se tendría que estar vendiendo ya de 80 céntimos a 1 euro o más. »Si un café vale 1,20 euros, una barra por qué no 1,20 euros«, se pregunta. Pero a ese precio, añade, es muy difícil competir con »el pan congelado« que venden grandes superficies, gasolineras o tiendas de barrio.

«Nuestro objetivo hoy es concienciar al consumidor y a las administraciones de la situación actual», apostilla el panadero.

El ejemplo de Francia

El colectivo cuenta con 110 socios, aunque la cifra total de negocios del sector es superior. «Llegamos a ser en torno a medio millar, pero ahora ha caído. En el último año se habrán cerrado en toda la provincia un centenar de panaderías tradicionales. Por los costes y también porque se han jubilado los dueños y los familiares no han querido tomar el relevo», explica García.

También han mostrado su oposición a las medidas propuestas por la Gobierno central en relación a la cesta de la compra. «Nos ha hecho mucho daño aconsejando que se compre esta cesta que incluye pan de molde y de hamburguesa», protestan.

Pone como ejemplo a seguir Francia, donde «no están teniendo los problemas que en España, porque allí el pan se considera de interés nacional y está muy protegido. Hace falta una titulación que hay que estar tres años formándote para poder vender el pan».

Deja un comentario

2004 - 2022 | fuensantademartos.com
Ir al contenido